Maquillaje paso a paso: cómo iluminar el rostro cansado

Oct 6, 2014 | Maquillaje paso a paso

El estrés, la rutina, los horarios y la falta de sueño son elementos que pueden influir en el aspecto que luce nuestros rostro. En muchas ocasiones, a pesar de haber descansado, el rostro muestra signos de cansancio.

Para evitar este tipo de inconvenientes, el maquillaje profesional cuenta con una serie de premisas que garantizan la recuperación de un rostro cansado.

Existen infinidad de productos de maquillaje profesional destinados a paliar o disimular los rasgos de cansancio que se reflejan en el rostro, como la palidez o las ojeras.

A continuación te detallamos todo lo que debes saber sobre los productos y las técnicas que harán que tu rostro luzca sano, natural y luminoso.

¡Atenta!

Mima tus ojos

productos de maquillaje profesional

Los ojos son los elementos más destacados del rostro, y por ello, también constituyen el centro de atención de todas las miradas. Un rostro cansado se distingue, principalmente, por el aspecto de sus ojos.

La primera evidencia de cansancio es la aparición de ojeras y bolsas en el contorno de los ojos. Para acabar con ellas existen numerosos tratamientos específicos, creados para favorecer la reducción de las bolsas oculares y atenuar el característico tono oscuro de las ojeras.

                                                                                                                    Este tipo de cosméticos descongestionan la piel y estimulan la microcirculación, rebajando así la hinchazón de forma considerable. Además, refrescan la zona orbicular y proporcionan un aspecto más natural y luminoso.

Corrige imperfecciones

En numerosas ocasiones, el rostro presenta ciertas imperfecciones que pueden suponer un problema a la hora de lucir un aspecto sano. Las manchas oscuras, las decoloraciones pigmentarias o las ojeras son sólo algunas de las muchas imperfecciones que cualquier persona puede padecer.

Para disimular este tipo de rasgos, el maquillaje profesional ha ideado un sinfín de productos de la más alta calidad, denominados correctores.

El corrector es un elemento imprescindible a la hora de maquillar, y se ha convertido en el primer paso a seguir para cualquier estilo de maquillaje.

Existen infinidad de tipos y modelos de correctores, con el fin de amoldarse a las necesidades específicas de la piel y el rostro, pero aquí sólo abordaremos dos de los correctores más empleados.

1. Corrector fluido

Se trata de un corrector fluido e hidratante, imprescindible para lograr un maquillaje uniforme y sin imperfecciones.

La fluidez de su textura hace que adquiera una gran adaptabilidad a las diferentes tonalidades de la piel, corrigiendo así todo tipo de alteraciones de color y proporcionando, además, sensación de frescor e hidratación.

productos de maquillaje profesional

Este tipo de correctores se presentan en tres tonalidades, una para cada tipo de necesidad, siendo el verde para compensar las tonalidades rojizas, el amarillo para las ojeras azuladas o moradas, y el melocotón para las pigmentaciones oscuras.

[style]

productos de maquillaje profesional

2. Corrector iluminador

Corrector que elimina las líneas de expresión y de cansancio gracias a las partículas difusoras de la luz que lo componen. Es especialmente eficaz para neutralizar las ojeras e iluminar.

El hecho de ser un corrector no limita su uso de forma exclusiva al paso anterior al fondo de maquillaje, sino que puede emplearse tanto antes como después, lo que lo convierte en un producto muy versátil.

Para aportar luminosidad al rostro mediante la técnica de claro-oscuro es importante aplicar el producto en los puntos de luz, es decir, en el contorno de los ojos y en las zonas que crean profundidad.

Maquilla el rostro

Una vez que hemos aplicado cosméticos antibolsas y correctores para paliar las imperfecciones, es la hora de elegir un fondo de maquillaje.

Para ello, es importante comparar el tono de la piel con el que presenta el producto en cuestión. Además, hay que tener en cuenta la textura del fondo de maquillaje, pues para paliar los rasgos del cansancio es imprescindible que el cosmético sea ligero y cuente, a su vez, con una gran cobertura.

productos de maquillaje profesional

Una vez elegido, aplícalo y extiéndelo de forma uniforme con una esponja o brocha, dando pequeños toques y presiones para unificarlo. Es importante maquillar también el escote y la parte de las orejas, para evitar crear la conocida ‘máscara’ en la zona maxilofacial.

Llegados hasta aquí, ya puedes proseguir con el resto del maquillaje sin preocuparte de que tu rostro luzca un aspecto cansado.

¿Quieres conseguir un rostro sano, luminoso y natural?

¡Ponte manos a la obra!