Descubre todos los detalles para conseguir un maquillaje paso a paso para ojos pequeños. Segunda Parte.

May 23, 2014 | Ojos

Paso 3: Marca la estructura del ojo con delineador negro, realzando el trazo desde la mitad del ojo hacia fuera, tanto en el párpado superior como inferior.

En el párpado superior el delineado debe subir hacia arriba antes de llegar al extremo final del ojo.

Es muy importante que las líneas no se junten, de modo que quede una separación entre ambos trazos.

Difumina ambas líneas hacia adentro, manteniendo la separación entre ellas.

Paso 4: Marca los puntos de luz del ojo aplicando sombra en tono cava en el arco subciliar, el lagrimal y el párpado móvil. De este modo aportarás luminosidad y amplitud.

Deposita sombra melocotón sobre el lápiz negro y difumínala hacia el párpado, marcando bien la forma natural de la cuenca del ojo y desvaneciéndola hacia fuera para conseguir un efecto de mayor amplitud.

Utiliza el mismo tono para maquillar sobre el difuminado negro bajo el ojo y asegúrate de que las líneas no se junten.

Paso 5: Delinea el ojo desde el lagrimal hasta el extremo el ojo, siguiendo el trazo marcado con el lápiz negro, y difumina el final conforme a la estructura.

Sigue los mismos pasos bajo el ojo: traza una línea sobre el lápiz negro y difumínala con un pincel de precisión, manteniendo la línea inferior separada de la superior.

Paso 6: Deposita sombra de ojos marrón sobre el difuminado del eyeliner, para aportar profundidad a la parte final e integrar el delineado con el resto del maquillaje.

A continuación, rellena el espacio entre los trazos del delineado con lápiz beige. Maquilla también la línea de agua en el mismo tono, de este modo conseguirás que el ojo se vea más grande.

Paso 7: Diseña y corrige la forma de las cejas, marcando la parte superior para proporcionar altura a la ceja y aportar amplitud al párpado. Fija el resultado con fijador de cejas.

Paso 8: Utiliza una máscara de pestañas que potencie la curvatura de las pestañas. De esta forma conseguirás una mirada más abierta y evitarás que las pestañas se superpongan.

Después, marca el rubor con colorete, utilizando un tono suave para mantener el protagonismo en los ojos.

Paso 9: Perfila el labio en un tono natural. A continuación, rellena la parte central con perfilador de labios beige y difumina ambos trazos, fundiendo ambas tonalidades.

Por último, maquilla el labio con gloss transparente para mantener el protagonismo del maquillaje en los ojos.

Ya puedes lucir una mirada amplia y seductora.