Trucos para conseguir que tu manicura dure más tiempo

Oct 17, 2014 | Uñas

Las manos y las uñas juegan un papel protagonista en el conjunto de la imagen personal. Son, en suma, una tarjeta de presentación para aquellas personas que están a nuestro alrededor.

El estado de las uñas es uno de los factores fundamentales para conseguir y mantener unas manos en buen estado. Para ello, es importante seguir una serie de cuidados esenciales, entre los que destaca la higiene, a base de agua, jabón neutro y un cepillo suave, y la manicura, que se recomienda de forma semanal.

La manicura constituye la expresión y la creatividad de las manos, y se ha convertido en uno de los motivos por los que los centros de estética se especializan cada día para ofrecer infinidad de cursos de manicura y cursos de uñas.

cursos de manicura

Para conseguir una manicura duradera existen numerosas opciones, desde las uñas de gel hasta las uñas de vidrio, pasando por la manicura eterna, pero también hay otros métodos menos elaborados que garantizarán una manicura perfecta durante más tiempo.

A continuación os ofrecemos una serie de recomendaciones para que consigas mantener tu manicura intacta el tiempo que quieras como en cursos de manicura.

1- Productos de tratamiento

La morfología de las uñas es un elemento característico y variado. Cada persona cuenta con una estructura de uña diferente, que se puede asemejar más o menos al ideal de uña, y que influye a la hora de realizar una manicura.

Del mismo modo, el estado de la uña puede incidir en la manicura. Una uña poco hidratada puede suponer un problema para la resistencia y durabilidad de la manicura.

Para este tipo de casos existen productos de tratamiento que consiguen paliar los efectos de un mal estado y aportar a la uña aquellos elementos que necesita para recobrar la salud.

cursos de manicura

A la hora de realizar una manicura es indispensable administrar, según las necesidades, un producto tratante antes del esmaltado. Este producto, además de ejercer de base de tratamiento, evita el contacto directo del esmalte con la uña, protegiéndola.

De esta forma, en aquellas uñas poco hidratadas y con aspecto poroso, el producto tratante evitará que el esmalte adquiera una superficie desigual y se deforme.

Los productos de tratamiento más usados son:

Aceite nutriente

Este tipo de producto restaura la fuerza de las uñas, gracias a su acción emoliente y nutritiva. Es recomendado para uñas con tendencia a secarse, romperse o descamarse.

cursos de manicura

Base hidratante

Se trata de una solución hidratante para uñas secas, con proteínas que nutren y favorecen su crecimiento.

cursos de manicura
[style]

2- Lacas de larga duración

Para conseguir una manicura duradera es importante incidir en las características de la laca de uña que se va a usar. En el mercado existen numerosos tipos y variedades de lacas de uñas, aunque la calidad y composición de algunas pueden asegurar mejores resultados.

Es el caso de las lacas de uñas de larga duración, formuladas con ingredientes que confieren una gran resistencia y permanencia.

cursos de manicura

 Este tipo de lacas de uñas actúan formando una capa protectora sobre la uña y proporcionando un acabado cubriente.

3- Secado y brillo

Otro de los factores indispensables para una manicura duradera es el producto de tratamiento posterior. Se trata de un producto destinado a dar un acabado final, acelerando el proceso de secado y asegurando que nada pueda afectar a la manicura antes de que se haya fijado.

cursos de manicura

 

 

La manicura más duradera

Ahora que contamos con todos los elementos a tener en cuenta, podemos pasar a detallar el paso a paso de una manicura duradera.

Paso 1: Asegúrate de que las uñas no contienen restos de otros esmaltes aplicando quitaesmalte.

Paso 2: Corta y lima las uñas respetando la naturaleza y la forma de la misma.

Paso 3: Según las necesidades de las uñas, aplica una base o producto de tratamiento.

Paso 4: Elige un tono para el esmaltado y realízalo. Recuerda optar por una laca de uñas de larga duración.

Paso 5: Por último, deposita un producto de tratamiento destinado a proporcionar secado rápido y brillo.

¿Preparada para presumir de manicura?